La moción abortada

“Si siguen estas traiciones y deslealtades (…) Si logra un grupo de personas muy desleales una mayoría en el bloque de Alianza País legalizar el aborto, yo inmediatamente presentaré mi renuncia al cargo” (Presidente Rafael Correa)

Horas de “debate”, mujeres que desnudaron su pecho y una moción que parecía marcar la historia de una sociedad patriarcal fueron pisoteados en cuestión de segundos por el “líder”. Un día como hoy, me levanté con la leve esperanza que la historia cambiaba, al menos para temas tan trascendentales como el aborto por violación, pero no fue así. Llegué a pensar que las asambleístas feministas como Rosana Alvarado o Paola Pabón no claudicarían ante presiones moralinas, sin embargo, una vez más “pequé” de inocente.

¿A quién se deben los asambleístas? ¿Se deben a sus electores o al líder de su movimiento político?

Decir que por la unidad de la bancada se retiraba la moción era darles la espalda a las 14 mujeres que presentan denuncias de violación sexual a diario en el Ecuador. Era darle la espalda a todas las mujeres ecuatorianas y nuestro derecho a decidir con libertad de conciencia. Era ignorar al 64% de ecuatorianos y ecuatorianas que creen que el aborto debe ser permitido en caso de violación. Era quedarse estancados en tipos penales de hace 70 años que creían que una violación sexual afectaba solamente a las mujeres “dementes o idiotas”.

Un día como hoy, me levanté con el sabor amargo de una Asamblea Nacional que no legisla desde la ética laica sino legisla por órdenes y amenazas. Lo único que se logró en esa Asamblea fue abortar una moción.

Anuncios
2 comentarios
  1. Reblogueó esto en Andrea Malquiny comentado:

    Tengo el honor de formar parte de un nuevo blog en donde el diálogo y el debate no son ejercicios estériles.

    Aquí mi primer post en La Contracorriente…

  2. Marisol dijo:

    Los derechos de una persona terminan donde empiezan los de otra, quien lleva un ser humano en su cuerpo no tiene derecho a decidir matar a ese ser… Si no lo desea puede darlo en adopcion, la culpa de un aborto se quedara en la mente de la mujer para siempre. Si hubiesemos sido nosotros los abortados seguro hubiesemos deseado vivir!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: