Sobre la propiedad del Subsuelo – Primera Parte

Antecedentes Históricos.

En el año 476 de nuestra era, Odoacro, jefe de la tribu germana de los hérulos, depuso al último emperador romano de occidente, Rómulo Augústulo, y se proclamó rey. Lo acompañaban diversas otras tribus germanas,como bien apunta Miguel Duro Moreno,

            Los pueblos germanos (así llamados por tener una identidad de costumbres y una procedencia geográfica común: el étimo del vocablo “hermano” es el latino germanus) eran en su totalidad extraños (barbaros) a las formas de organización de la sociedad dispuestas o prescritas por el imperio romano. Cuando, a partir del 476, burgundios, francos, frisones, lombardos, ostrogodos, suevos, vándalos, visigodos… comenzaron a llegar en oleadas a las antiguas provincias de occidente, se trajeron consigo su lengua y sus usos, y también su arte y su derecho; este último, denominado consuetudinario por estar fundamentado en la costumbre (en latín, consuetudo, consuetudinis), se mezcló con la legislación romana vulgar y dio pábulo, en cada una de ellas, a la progresiva formación de un derecho nacional o gentilicio.  (Duro Moreno, 2005)

Quienes llegaron a la península Ibérica fueron los Suevos que se establecieron en la actual Galicia y los visigodos, quienes tienen una mayor importancia en el desarrollo del derecho español de propiedad, especialmente del Reino de Castilla, del cual hereda Latinoamérica en el derecho Indiano, pero esto es para otra entrega.

Los visigodos concebían a la propiedad como un todo, es decir, no concebían la facultad romana de individualizar la propiedad. Así, existía entre ellos la propiedad colectiva del grupo , en la cual las tierras para el pastoreo o para arar pertenecían a toda la comunidad. En la península Ibérica, con los visigodos se instaura una monarquía, donde por influencia de los habitantes romanos, se mezcló el derecho consuetudinario germano con el derecho romano, y es así, que el rey Alarico crea su llamado “Código Alarico”, también conocida como  Lex romana visigothorum, para sus súbditos romanos, donde se les reconoce la propiedad como éstos conocían antes de ser invadidos, promulgado en el año 506. Esto se dio para que puedan convivir tanto los nuevos inquilinos así como los romanos ya asentados desde hace cientos de años.

¿Cómo percibía la sociedad romana la propiedad?

Como establecen los glosadores [1]  en la Edad Media, la propiedad se extendía en la antigua Roma “…por arriba hasta el cielo (usque ad coelum vel sidera), y por abajo hasta el centro de la tierra (usque ad centrum, ad ínferos).” (Alessandri, Somarriva, & Vodanovic, 2009). Por lo tanto, el subsuelo era del propietario de la tierra. El derecho de propiedad romano era tan perfecto, que incluso en la recopilación que ordenó el emperador de oriente, IVSTINIANO a su jurista de la corte,  Tribnoniano, en la primera mitad del siglo VI, de las leyes romanas, así como de la jurisprudencia y doctrina, crea el CORPVS IVRIS CIVILIS, y es en este cuerpo lugar, en las INSTITVTAS, que era un libro para los estudiantes de derecho, explica que el primer ocupante de una nueva isla se hacía propietario, caso que ahora no es así,  ya que es el Estado.

Y, ¿Cómo concebían los germanos la propiedad?

El sistema de raigambre germánica es el feudalismo, cuyos pilares son dos instituciones, como apunta Duro Moreno, son

…el beneficio y el vasallaje-fusionadas en una sola, nuclear, referida a la tenencia de la principal fuente de riqueza: la tierra. Esquemáticamente cabría esbozarla de este modo: el monarca era el dueño de toda la tierra de su reino, pero tenía la potestad de entregar una parte a sus súbditos para beneficio (uso y disfrute) de éstos como contraprestación a un servicio, por lo generan consistente  en la asistencia en tiempo de guerra (auxilium) y en la contribución de opiniones (consilium), previo requerimiento; los súbditos beneficiados tenían, además, derecho a la protección del monarca, su señor, si bien para  obtener ésta debían prometerle sumisión y lealtad en el transcurso de una ceremonia, denominada homenaje, por la cual se encomendaban a él y eran investidos de la condición de vasallos.

(Duro Moreno, Introducción al Derecho Inglés: la traducción jurídica inglés- español en su entorno, 2005)

Como podemos observar en el derecho germánico, que aúna al visigodo, era el monarca el dueño de la tierra, por lo tanto, el subsuelo le pertenecía a éste, a diferencia de la civilización romana, donde le pertenecía al propietario de la tierra.

Bibliografía

Alessandri, A., Somarriva, M., & Vodanovic, A. (2009). Tratado de los Derechos Reales: Bienes (Vol. I). (E. J. Chile, Ed.) Santiago, Chile: Editorial Jurídica de Chile.

Duro Moreno, M. (2005). Introducción al Derecho Inglés: la traducción jurídica inglés- español en su entorno. Madrid: EDISOFER S.L.

Duro Moreno, M. (2005). Introducción al Derecho Inglés: La traducción jurídica inglés-español en su entorno. Madrid: EDISOFER, S.L.


[1] Caracterizado por la Universidad de Bolonia a finales del siglo XI. El monje Irnerio descubrió el CORPVS IVRIS CIVILIS, y es desde ahí que comienza la etapa de la recepción del derecho romano en Europa. Se los llama glosadores por los apuntes que hacían a los lados de dicho cuerpo legal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: