La irresponsabilidad individual como mecanismo de política pública

En una sociedad moderna, no podemos separar la libertad y el compromiso del Estado de Derecho de asegurar prerrogativas ciudadanas, debido proceso y la mayor cantidad de autonomía personal, sin una contraparte basada en la responsabilidad individual de los ciudadanos.
Si suponemos a la sociedad como un contrato (en el modelo “buenista” de Rousseau y en el “guerrerista” de Hobbes) existe un elemento básico: Los ciudadanos nos hemos comprometido – espero que sea por el momento – de ceder parte de nuestras libertades para que el Estado “devuelva” o “equilibre” una situación de desigualdad, peligro o estado de guerra.
Pero lejos de esas abstracciones teóricas, la responsabilidad de los propios ciudadanos frente su relación con el Estado es imprescindible. Asumirse como seres responsables de las libertades de expresión, del pensamiento y de crítica informada lleva una obligación para el Estado de asumir que sus ciudadanos son seres capaces de tomar decisiones libres. Por otro lado supone que el Estado es responsable de asegurar a los ciudadanos sus derechos de participación justificados en el art. 61 de la Constitución, no como meras expectativas, sino como una obligación de fondo.
Ese es el momento en que me asalta una preocupación: A nivel personal, tengo la percepción que los actores políticos generan política pública bajo la hipótesis que somos incapaces de decidir nuestro propio destino. Para mostrar este punto me referiré a al hecho de la construcción del Código Orgánico Integral Penal (COIP).
Al analizar los tipos penales inscritos, nos damos cuenta que la ideología de por medio se basa en una teoría penal llamada el derecho penal del enemigo[1]. La construcción de los tipos penales, y de la conducta descrita en la misma se basan – en mi opinión – que, en consonancia con esta corriente- se asumen a los actores sociales como individuos con una capacidad previa de hacer daño, y por lo tanto, el Estado no podría sino, para proteger a la sociedad, que castigar a los individuos. Eso esta en contra, en casos como la responsabilidad penal en la práctica profesional, obliga a los profesionales liberales a verse a si mismos como probables responsables penales por el mismo hecho de ser profesionales, lo que es a todas luces absurdo.
¿Y eso que tiene que ver con la decisión individual? Que las normas penales que conciben la responsabilidad individual en mi opinión, vuelven al ciudadanos en un actor que actúa no desde la libertad, sino desde el miedo de la égida punitiva del Estado. De expertos con conocimientos, con un saludable margen de apreciación, vuelven a los ciudadanos en seres controlados por estándares que pueden tener una discusión científica, pero que por si sola no se convierte en una fuente de responsabilidad. Genera una política pública que se basa en que “si los ciudadanos son peligrosos, el Estado debe controlarlo, y como no podemos controlarlos por sistemas tradicionales, habrá que castigarlos” y en el peor de los escenarios, hace que dependamos de la definición de “bondad y maldad” de los decisores políticos, y no de la técnica legal.
El problema es saber si esta tendencia es reversible. Considero que sí. Pero depende de una táctica oncológica. La única forma de arreglar la democracia es ejercer la mayor cantidad de democracia posible. Nadie ha dicho que una táctica como es fácil. Pero se puede. Los ciudadanos aún somos los dueños del sistema político. Y debemos ejercer ese derecho de propiedad.
________________________________________
[1] Cfr. Meliá, Manuel Cancio, and Carlos Gómez-Jara Díez. Derecho penal del enemigo. Edisofer, 2006.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: