Curriculum mortem

            A inicios de la llamada “Revolución Ciudadana”, cuando aún creía en ella, me encontraba buscando trabajo en algún proyecto social. Vi un anuncio en diario “El Comercio” en el que mencionaban ciertas competencias afines a mi experiencia de ese entonces

–          Buenos días!!!  Vengo a dejar mi carpeta, vi un anuncio en el periódico en el que decía que necesitaban psicólogos…(le comento a un policía que se hallaba sentado frente a un escritorio a la entrada de un pequeño edificio público).

–         El policía contesta: ¿tiene su cédula?… oh no!!, siga, siga nomás…

–          ¿Dónde dejo o a quién entrego? – pregunto -.

–          Vaya a recursos humanos en el segundo piso…- explica el policía -.

     Subo por las gradas y llego al segundo piso, sólo se observaban oficinas vacías a los dos lados de un pasillo central, las 8 con las puertas abiertas y computadoras encendidas con protectores de pantalla, las cuales podía observar ya que estaban separadas por paneles de madera con vidrios en las mitades superiores que se unen al techo.

     Escucho ciertos rumores y risas al fondo de las oficinas, mientras me acerco, leo arriba de una puerta un cartel pequeño: “recursos humanos”, la puerta abierta y la oficina vacía. Me acerco a la sala de dónde provenían las risas, al final del pasillo y alzo la voz con un saludo: “Buenos días!!!”, sale de la oficina una joven y le explico el por qué estoy allí, ella entiende rápidamente, antes de explicarle todo y advierte que va a llamar a la “Doctora de Recursos Humanos”.

 –          Buenos días!!!…- le digo mi nombre y profesión,  le explico que leí en el periódico sobre un anuncio en el que se solicitaba el servicio profesional de Psicólogos, etc, etc…

     La señorita casi ni me mira y mientras trato de entregarle mi carpeta, me dice: “mejor envíeme por mail, todos me han mandado al mail”, me escribe en un papel. Desconcertado por la contradicción entre el anuncio que indicaba la dirección dónde dejar la carpeta y la respuesta de la señorita, asiento con la cabeza mientras me retiro un tanto indignado. Ella ingresa de nuevo a la “oficina de las risas” y mientras me alejo haciendo una pausa, pensando en regresar y dejar mi carpeta de todas maneras, escucho más risas acompañadas de un “iiiiichiii” en coro , una voz le pregunta: “¿y quién era..?, la “Doctora en Recursos Humanos” que no recibió mi carpeta, contesta entre más risas: “un pelucón buscando trabajo…”, más desconcertado aun por lo que escucho, decido no acercarme de nuevo y alejarme de ese edificio lo más pronto posible.  Bajo las escaleras, agradezco al policía y salgo del sitio, voy a un negocio cercano de alquiler de PC´s e internet y envío mi “CV” a la dirección de mail, con cuidado de no excederme de media hora porque me quedaría sin dinero para el bus de regreso.

     Pienso en el prejuicio de la burócrata al llamarme “pelucón”  sin ni siquiera saber mis necesidades económicas en dicha época y eliminarme como posible candidato al puesto sin evaluar mi capacidad profesional.

     ¿Cuántos “curriculum mortem” más reposarán en los prejuicios y discriminación de quienes deciden la clase de personas que deben dedicarse a proyectos sociales de un país?

Anuncios
2 comentarios
  1. Cuantos CV y profesionales con capacidad sentenciados a muerte solamente por una apariencia fisica (porque nisiquiera te conocian), esto y mucho mas es producto el odio de clases infundido por el tan venido a menos gobierno de la revolucion ciudanana. Saludos

  2. Así es, hacen lo contrario a “su” discurso “inclusivo”, crean más minorías para discriminar. Saludos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: